Rotación de existencias: optimiza la gestión de stock


Tiempo de lectura: 5 minutos

Hoy en día, mejorar continuamente el análisis y control de los productos ofertados es esencial para mantener la demanda y aumentar la competitividad en un mercado cada vez más global. Por eso, cada vez surgen más oportunidades para optimizar el stock y mejorar las ventas.

CTA   blog   12 claves   SMALL

Cuando hablamos de la rotación de existencias, nos referimos a la cantidad de veces que el inventario del almacén necesita ser repuesto en un periodo de tiempo concreto. Conocer el índice exacto de tu organización ayuda a controlar los riesgos asociados a una pésima gestión del stock.

En otras palabras, también podemos definir la rotación como el número total de veces que un mismo artículo pasa por todo el proceso de negocio. Desde que se vende, sale del almacén y es cobrado al cliente. De esta forma, es posible saber cuánto tarda el negocio en recuperar la inversión inicial hecha al adquirir un producto y podrá saber el beneficio extra que consigues al finalizar el proceso.

Si los valores de rotación son altos, significa que tu empresa es eficiente y rentable en su cadena de suministro. Su adecuada y constante gestión es esencial para que no tengas problemas con el inventario a corto y largo plazo.

Cómo mejorar la gestión del inventario

Quedarse sin unidades disponibles de un producto no es bueno para tus clientes ni para la imagen de la empresa. Esto punto puede causar pérdidas económicas importantes y un impacto negativo en los almacenes de los que se dispone.

Para gestionar correctamente la rotación de productos, tienes que calcular la tasa de rotación de existencias de cada uno de los productos que ofrezcas. Para calcularla, divide el valor de las referencias vendidas a su precio de coste entre el valor promedio de las existencias. El resultado será el número de veces que se renueva tu inventario en el tiempo que fijes, dependiendo de cuándo sean los datos que has usado en la división.

👉 Te puede interesar: FIFO o LIFO, ¿cuál es el más conveniente para tu negocio?

Pero el verdadero valor de los resultados llega al interpretarlos y analizarlos. De esta manera, es posible entender si es buena idea cambiar o mejorar tu estrategia a nivel de departamento y de negocio, y entender, según múltiples variables, qué significa. Y es que, por ejemplo, en los negocios del sector industrial, no se aconseja que los activos fijos tengan una rotación tan alta como la pueden tener en otros sectores. En este caso, es más recomendable obtener un ratio más pequeño porque significa que no debes reponer muy a menudo los diferentes equipos o las máquinas que se dedican a las tareas de producción.

Por su parte, un ratio de existencias orientado a corto plazo ayuda a conocer su proporción respecto a los activos corrientes que tienes.

Cómo interpretar los cálculos de stock

El ratio de rotación del inventario alto, por norma general, se suele considerar un resultado positivo porque es un claro indicador de que se generan más ventas con una menor necesidad de inversión. No obstante, no en todos los sectores se analiza e interpreta del mismo modo.

Siguiendo con el ejemplo anterior, en el sector industrial se suelen tener índices de rotación de entre 4 y 5, las grandes superficies suelen llegar a 8, los supermercados e hipermercados pueden llegar a 25, etc.

Cuanto mayor sea el ratio de rotación de existencias, más ventas podrás obtener y de mejor modo se gestionan las existencias. Pero un índice de rotación alto siempre requiere de un flujo constante de movimiento en el almacén.

En cambio, si el índice de rotación de stock es bajo, hay demasiado inventario y hay demoras en reponer los productos. Esto genera un incremento en el coste de almacenamiento de la empresa y el riesgo de que los productos queden desfasados.

CTA eBookCFO Blog

La importancia de optimizar la gestión de stock

Una correcta gestión logística de stock es una herramienta imprescindible para el éxito de tu negocio. Saber en todo momento con qué productos cuentas y en qué cantidades es muy importante para evitar la pérdida de oportunidades de ventas.

Uno de los aspectos más frustrantes para los clientes es encontrar un producto que desea y no poder adquirirlo por falta de stock. Por ello, para mantener la fidelidad de los clientes y para mantener los niveles de competitividad, es esencial controlar las existencias disponibles y mostrar solo los productos que pueden ser comprados, despachados y enviados en el plazo indicado. Llegar a una rotura de stock puede ser muy perjudicial para tu empresa y la opinión de tus clientes respecto a la marca.

¿Cómo evitar esto? Con un inventario exhaustivo de todos los productos, indicando las cantidades que se pueden comprar y están, en efecto, disponibles. Puede resultar útil incluir las fechas de adquisición, caducidad si la tuviere, así como su ubicación en el almacén, por ejemplo.

Otros factores relevantes son la planificación y coordinación de equipo, así como una excelente comunicación tanto con los miembros de la empresa como con proveedores.

Lee más 👉 Proveedores: las claves para gestionar los pagos y mantener una buena relación

Ventajas de una correcta gestión de stock

Podrás ahorrar dinero. Con un buen control de inventario, se disminuye considerablemente el gasto de almacenaje, el tiempo y el personal que dedica su tiempo a la organización y coordinación del área de logísticas. Una buena gestión te permitirá la optimización de todo el espacio que está destinado a las mercancías.

Aumentarán las ventas globales de tu empresa. Si se evita la rotura de stock, conseguirás una mejor imagen pública y mejorarás las ventas de tu negocio.

Una mejor imagen de empresa y servicio ofrecido. Este punto está vinculado con el punto anteriorm: con una buena gestión puedes ofrecer a tus clientes lo que buscan, brindando un mayor grado de satisfacción. Esto favorece la fidelización de los clientes.

Obtendrás un flujo de caja más elevado. Debes reducir el tiempo que pase entre la adquisición de los productos y la venta a tus clientes, y eso es porque puedes reducir el dinero avanzado a los proveedores. Esto se reflejará en una mayor liquidez.

Reducción de las gestiones y tareas administrativas. Aunque tu equipo debe estar bien coordinado entre sí y necesita tiempo de trabajo administrativo, si te organizas bien, el tiempo invertido será mucho menor si tienes un stock bien controlado.

Minimizar el riesgo de obtener pérdidas. Con un adecuado control, podrás saber en cada momento la cantidad de productos que están en stock y su ubicación. Este punto es clave porque te evitará las posibles pérdidas y además, te alertará en caso de que haya incidentes, una pérdida de algún producto, problemas con el personal, etc.

Una correcta rotación de stock es clave para ofrecer al cliente una óptima experiencia con la empresa y, además, maximizar los beneficios. Por lo tanto, es importante hacer el cálculo de rotación de existencias correctamente siguiendo la fórmula de la rotación de existencias.

Desde el punto de vista del análisis de rotación de existencias, es conveniente revisar los resultados obtenidos para poder corregir posibles desviaciones y tomar las mejores decisiones. En resumen, la rotación de existencias te permitirá evaluar la capacidad de almacenamiento que necesitas en tus instalaciones, los flujos de entradas y salidas y te ayudará a planificar con eficacia toda la actividad de tu almacén. Por eso, debes saber cómo gestionar el espacio disponible y ocupado, los flujos de materiales y el layout (distribución de productos).

Controla tus facturas pendientes y cobros y pagos a proveedores en un mismo sitio. Asegúrate de que puedes adquirir el stock que necesitas cuando lo necesitas, y olvídate de los problemas en la rotación de inventario. Solicita una demostración gratuita de Agicap y conoce cómo este software ayuda a equipos financieros a optimizar sus flujos de caja. Haz clic aquí.

CTA blog   demo 3

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

También le gustara