¿Qué es el pool bancario y cuál es su importancia?

Tiempo de lectura: 7 minutos
responsable de finanzas trabajando en un pool bancario con ordenador portátil y calculadora

Sacar adelante un negocio no siempre es sencillo. Entran en juego muchos factores, de los cuales depende el nivel de competitividad de la compañía. Conceptos como liquidez, tesorería o pool bancario entran en juego aquí. Conocerlos resulta esencial para racionalizar la gestión empresarial y permitir a la corporación alcanzar un nivel de competitividad en el mercado que garantice su viabilidad.

Nosotros somos muy conscientes de esta realidad. Por ese motivo, desde Agicap queremos echarte una mano y hacerte más fácil la dirección de tu compañía o grupo empresarial. Por ello, vamos a dedicar el presente artículo a explicarte, de manera detallada, qué es exactamente el pool bancario. Con tal fin, estructuramos el texto en varios apartados, a través de los cuales comprenderás dónde reside su importancia, cómo se efectúan sus cálculos y, sobre todo, cómo se interpretan los resultados.

Si sumas esta información a las ventajas ofrecidas por las nuevas tecnologías (como las herramientas en forma de software), podrás estar seguro de que gestionarás tu empresa de la mejor manera posible. Al fin y al cabo, en el mundo empresarial no solo cuenta la suerte, sino también su gestión a través de las diferentes etapas de dirección de la empresa. Si te interesan todas estas cuestiones, ¡sigue leyendo!

ES CTA Infographic Agicap v Excel

¿Qué es el pool bancario?

Ante la cuestión de qué es un pool bancario, existen diversas maneras de definirlo. La más común y completa es aquella que lo describe como todo informe de alto detalle, que recoge el nivel de riesgos de una o varias operaciones bancarias efectuadas por una persona jurídica de cara a una entidad bancaria.

Dicho de otra manera, es un documento que señala cuán arriesgada es, financieramente hablando, la toma de un préstamo, la apertura de una línea de crédito o la ejecución de cualquier otra operación bancaria. Intervienen, en esencia, tres actores:

  • La persona jurídica. Es decir, la empresa o sociedad que desea echar mano de algunas de las herramientas crediticias existentes actualmente en el mercado. En este supuesto, se entiende que tú y tu negocio ocuparíais este lugar.

  • La entidad financiera o bancaria. El otro extremo de la relación. Se trata de la entidad que va a ofrecer el producto crediticio que tu empresa tiene voluntad de tomar.

  • La operación en cuestión. El objeto del contrato cuyo riesgo se valora. Aunque, en esencia, suele consistir en un préstamo, puede ser cualquier operación crediticia y financiera que implique cualquier nivel de riesgo en general.

👉🏼 También te puede interesar: Qué es el cash pooling

Edificios bancarios

¿Qué es un pool interno? ¿Y uno externo?

El pool interno es aquel confeccionado por y para uso de la propia empresa. Es decir, es aquel que efectúa tu equipo financiero para que, desde dentro, lo valoréis. No está pensado para ser entregado a nadie más, solo a aquellos que, dentro de la propia compañía, deben valorar e interpretar esta información haciendo uso de los criterios que te mostraremos más adelante.

Por otro lado, el externo se refiere a aquel pensado, confeccionado y completado para ser entregado a un tercero, normalmente la entidad crediticia a la que se solicitará el préstamo. Está ideado para que tal entidad pueda valorar la negociación de las hipotéticas condiciones del potencial contrato.

Como podrás ver en este artículo, ambos tipos de pool son extremadamente importantes y tienen su propio ámbito de aplicación.

¿Qué tienes que incluir en el pool bancario?

Como comprenderás, un documento interno no puede contener la misma información que uno externo. Al fin y al cabo, empresas y entidades bancarias negocian sus contratos defendiendo sus propios intereses. En estos asuntos, no siempre te conveniente mostrar todas tus cartas.

En esta línea, un pool interno debe incluir, al menos, estos puntos:

  • Nombre de la entidad financiera
  • Tipo de contrato de que se trate
  • Tipo de interés al que se devolverá el capital principal
  • Comisiones principales (normalmente la de estudio y apertura, así como la de disponibilidad)
  • Saldo principal tomado
  • Cuota mensual de la devolución
  • Saldo actual o vivo
  • Saldo todavía disponible
  • Fecha en la que tuvo lugar la contratación
  • Fecha de vencimiento del contrato

Mientras que uno externo deberá mostrar tan solo lo siguiente:

  • Nombre de la entidad financiera
  • Tipo de contrato de que se trate
  • Saldo principal tomado
  • Cuota mensual de la devolución
  • Saldo actual o vivo
  • Saldo todavía disponible
  • Fecha en la que tuvo lugar la contratación
  • Fecha de vencimiento del contrato

Como habrás podido observar, la principal diferencia es que el interno incluye las condiciones económicas, algo que se evita en el externo para poder negociarlas mejor con la entidad prestamista.

¿Para qué sirve un pool bancario?

La principal utilidad de un pool interno es la de determinar el mayor o menor nivel de conveniencia de una operación financiera concreta. Al fin y al cabo, permite resaltar la información importante de un contrato y eliminar todo aquel contenido que despista de los puntos principales y esenciales.

Como habrás comprobado, recoge aquello que acabará determinando las condiciones cruciales del contrato, como el saldo tomado o el tipo de interés. Esas son, al final, las claves que deben determinar tu decisión final acerca de si firmar o no el contrato en cuestión.

Cuando se habla del externo, este documento toma más bien la forma de una solicitud. Se presenta a la entidad financiera para que valore la posibilidad de ofrecer un contrato con esas condiciones. Por ese motivo, no se introducen requisitos económicos como el tipo de interés o las comisiones. Todo ello deberá ser discutido después entre las partes implicadas, una vez se hayan aclarado las exigencias del prestatario.

¿Cómo se prepara un pool bancario?

Dado que cuando el documento es de uso interno incluye toda la información del externo y algunos datos más, aquí vamos a centrarnos en mostrarte cómo se diseña el internal banking pool. Para confeccionar el external, tan solo tendrás que eliminar algunos de los apartados.

Formato y contenido

Lo ideal, cuando se trata de hacer de un pool bancario un modelo, es que este tome la forma de tabla. Debe contar con 10 columnas, cada una de las cuales recogerá uno de los 10 puntos a los que antes te hemos hecho referencia al hablar del contenido de este documento.

Por su parte, deberá haber tantas filas como entidades bancarias disponibles haya. Además, incluso si una determinada entidad ofrece diversos tipos de contrato, estos deberán incluirse en nuevas líneas.

Ejemplo de pool bancario

La mejor manera de que entiendas con claridad todo lo que te estamos comentando es ofreciéndote un pool bancario de ejemplo ilustrativo. Por motivos de espacio, solo recogeremos aquí dos entidades y, de cada una, un único contrato. Sin embargo, esta clase de documentos pueden ser mucho más amplios:

  • Banco Santander:
    • Préstamo ICO:
      • Tipo de interés al que se devolverá el capital principal: 5,6 %
      • Comisiones principales: 3 000 €
      • Saldo principal tomado: 75 000 €
      • Cuota mensual de la devolución: 500 €
      • Saldo actual o vivo: 10 000 €
      • Saldo todavía disponible: 0 €
      • Fecha en la que tuvo lugar la contratación: 10/12/21
      • Fecha de vencimiento del contrato: 17/02/23
  • Bankinter:
    • Leasing:
      • Tipo de interés al que se devolverá el capital principal: 4,2 %
      • Comisiones principales: 2 000 €
      • Saldo principal tomado: 40 000 €
      • Cuota mensual de la devolución: 300 €
      • Saldo actual o vivo: 20 000 €
      • Saldo todavía disponible: 10 000 €
      • Fecha en la que tuvo lugar la contratación: 10/06/20
      • Fecha de vencimiento del contrato: 17/07/26

Relación del pool bancario con el CIRBE, ¿deben coincidir?

La CIRBE es la central de información de riesgos del Banco de España. Es, por tanto, una base de datos de carácter público en la que se registran los riesgos que las entidades prestamistas en España tienen de cara a sus prestatarios. Recoge, por tanto, datos como los avales, los saldos vivos, los créditos, etc.

Pues bien, muchas veces surge la duda de si los riesgos arrojados por el pool bancario de una determinada empresa deben coincidir con los resultados ofrecidos por la CIRBE. El hecho es que, si la contabilidad de tu compañía sí refleja fielmente la situación de la empresa, entonces, al menos a grandes rasgos, sí debe haber cierto nivel de coincidencia.

¿Cómo puedes saber tu CIRBE?

Ahora que sabes del pool bancario qué es y cuál es su relación con el CIRBE de tu empresa, te interesará conocer cómo acceder a ese dato del Banco de España. Pues bien, dado que se trata de un registro público pero de acceso restringido, basta con:

  • Acceder a la página web oficial del BCE
  • Seleccionar la opción CIRBE
  • Clicar sobre el "Acceso a la solicitud de informes de riesgo por los titulares"
  • Introducir los datos solicitados por el portal
  • Esperar a recibir tu respuesta

Documentación solicitada por los bancos para conceder un préstamo

Las entidades de crédito, al ofrecer sus servicios, están asumiendo unos potenciales riesgos de impago. Aunque estos nunca pueden eliminarse de manera completa, sí pueden reducirse efectuando estudios de solvencia previos a la firma del contrato.

Para llevar a cabo tales estudios, los bancos te pedirán que, con respecto a tu compañía, presentes, como mínimo, la siguiente documentación clave:

  • CIF
  • Escrituras de constitución y apoderamiento
  • Acta de titularidad real
  • Impuestos de sociedades de los últimos dos ejercicios
  • Balance y cuentas de los últimos dos ejercicios
  • Resumen de declaraciones del IVA de los últimos dos ejercicios
  • Resumen de las retenciones y pagos del IRPF de los últimos dos ejercicios
  • Modelos 347 y 349
  • Pool bancario externo e informe CIRBE
  • Justificante del destino de la financiación
  • Relación de bienes de los avalistas (si los hay), así como otros documentos que acrediten su solvencia

¿De qué depende que las entidades financieras pidan una u otra información para conceder financiación?

Como norma general, el hecho de que una determinada entidad bancaria te pida más o menos documentación a la hora de pedir financiación dependerá de:

  • La cantidad total solicitada
  • El historial crediticio de tu compañía
  • El plazo de devolución solicitado
  • La existencia o no de avalistas

Eso sí, ten en cuenta que el pool bancario es prácticamente un imprescindible en todos los casos.

No dependas: diversifica el pool bancario

Los servicios ofrecidos por los bancos deben ser comprendidos como cualquier otra clase de provisión. Es decir, los bancos son proveedores similares a los que te ofrecen las materias primas, la energía o las reparaciones. Las entidades prestamistas, de hecho, compiten entre ellas para ganar clientes, tratando de ofrecer condiciones cada vez más ventajosas y atractivas.

Por esta razón, tú siempre has de tratar de diversificar al máximo tu pool. Cuantas más entidades y contratos diferentes incluyas, más fácilmente será dar con uno que se adapte justo a tus exigencias. Trata de dedicar tiempo a la investigación y caza de las mejores condiciones, a la larga, esto tendrá un fuerte impacto en tu liquidez.

¿Por qué es importante controlarlo?

Después de toda la información que te hemos mostrado a lo largo del artículo, habrás llegado a la conclusión de que este documento es de extraordinaria, ya que te permite tener una visión completa, racional y con perspectiva del aspecto crediticio de tu negocio. Si lo controlas, controlarás también los riesgos, los potenciales impagos y los hipotéticos problemas de devolución. Tu liquidez estará bajo control y tu ratio de solvencia no quedará descontrolado.

CTA gestión liquidez y morosidad

En conclusión, ya tienes una visión general de lo que es un pool bancario. Te hemos contado en qué consiste exactamente, y hemos acompañado nuestra explicación con referencias a sus funcionalidades, sus cálculos y sus aplicaciones. Recuerda que, para optimizar tu gestión financiera, siempre será conveniente que hagas uso de todas las herramientas que la tecnología pone a tu alcance. Nosotros te animamos a que eches un vistazo a la demo gratuita de Agicap. Si lo haces, no dudarás acerca de su aporte de valor en tu empresa. No esperes y da el salto a un nivel de gestión financiera más eficaz y profesional.

ES   new blog CTA DEMO


Suscríbete a nuestro boletín de noticias

También le gustara