Calcula la valuación de tu empresa con el flujo de fondos descontados

Tiempo de lectura: 6 minutos

El análisis del flujo de fondos descontados, también conocido como fondo de efectivo descontado se usa para conocer el valor de un proyecto o una empresa. El objetivo es determinar el valor de una inversión para entender si el valor actual de los flujos futuros justifica el desembolso original.

Para calcularlo, se basa en proyecciones de cuánto dinero el proyecto o compañía generará en el futuro. Es aplicable tanto para inversiones financieras como para propietarios de empresas que buscan cambios en sus negocios, como la compra de equipos, inmueble o una nueva tienda.

¿Qué es el flujo de fondos descontados?

El flujo de fondos descontados (DCF por sus siglas en inglés) es un método de valuación que permite estimar la cantidad de dinero que recibiría un inversionista al realizar una inversión. A diferencia de la técnica de pago de vuelta o la tasa de retorno contable, considera el valor temporal del dinero.

Es una estimación de valor de una inversión, ya sea en activos reales o financieros, basándose en las ganancias futuras esperadas. Para ello, se calcula el flujo de efectivo libre y el valor actual neto de dicho efectivo.

¿Para qué sirve el DCF?

Conocer el valor de la compañía puede ser útil en varias situaciones, como por ejemplo:

  • La negociación de una posible fusión entre dos empresas. Conocer el valor detallado de cada una de ellas supone una ventaja determinante al entablar los contactos.
  • La atracción de inversores. Es obvio que, a la hora de atraer capital, una buena carta de presentación resulta necesaria. Esto es todavía más evidente en los casos en los que se pretende llevar a cabo la venta completa de una determinada compañía.
  • La realización de una inversión concreta. Desde el punto de vista del comprador, también es preciso saber si el capital se está poniendo o no en excesivo riesgo. Del mismo modo, abre la puerta a la posibilidad de realizar comparaciones entre distintas opciones de compra.

Pasos para calcular el fondo de flujos descontados (DCF)

Se parte de la base de que el valor de, por ejemplo, 1.000 euros, no tienen el mismo valor hoy que dentro de un año. Además, el valor de una compañía es igual a la suma de sus futuros flujos de caja restado a un valor actual.

Los pasos que se deben seguir en la valoración del flujo de fondos descontados son:

1. Calcular el flujo de caja libre para los periodos en el horizonte de inversión

El flujo de caja libre corresponde a los flujos generados por la empresa, a saber, cobros y desembolsos, ponderados por el cambio en el requerimiento de capital de trabajo (WCR), así como a las inversiones netas.

2. Determinar la tasa de descuento apropiada

Después de calcular el flujo de caja libre futuro, es necesario concretar la tasa de descuento generada por el coste de capital promedio ponderado (WACC). Este último concepto se ve condicionado por la rentabilidad que reclaman los proveedores de capital para financiar la empresa, ya sea deuda o capital.

La fórmula de la tasa de descuento es:

CALCULO - flujo de fondos descontados

A ello habría que añadir el descuento al valor del capital que introduce la existencia de inflación monetaria en un determinado contexto económico.

3. Elegir la duración

El tercer factor clave en el cálculo del flujo de fondos descontados es la duración de las previsiones. No es lo mismo querer saber cuánto valdrá una empresa en uno que en diez años. En este punto, hay que tener en cuenta dos cosas:

  • Un horizonte temporal demasiado corto conduce a ignorar parte de la información disponible.
  • Es relativamente complicado pronosticar los flujos de efectivo a largo plazo. Esto es, más allá de los 10 años.

Por tanto, lo más aconsejable es basarse en previsiones de entre 4 y 10 años.

4. Calcular el valor final de la empresa

El último elemento del análisis DCF se basa en el cálculo del Valor Terminal (VT) del negocio. Dicho valor corresponde a la tasa de crecimiento proyectada de los flujos de efectivo para los próximos años.

Al final de un período operativo previsto, la empresa continuará sus actividades durante un lapso de tiempo indefinido con un supuesto de crecimiento uniforme en el tiempo. Ello se evalúa utilizando la fórmula de Gordon y Shapiro:

VT = CF / (CPMC - g)

Donde:

  • CF = ingreso hasta el infinito
  • g = la tasa de crecimiento hasta el infinito del ingreso de su activo (aquí, el CF)
  • t = la tasa de descuento

Fórmulas para calcular el DCF

El DCF se mide dividiendo las ganancias anuales esperadas por una tasa de descuento basada en el costo de capital promedio ponderado (CPMC) sobre la condonación de las deudas existentes. La fórmula definitiva a utilizar es la siguiente:

DCF = (CF / (1 + r) 1) + (CF / (1 + r) 2) + (CF / (1 + r) 3) + (…) + (CF / (1 + r) n)

Donde:

  • CF = flujo de caja
  • R = tasa de descuento
  • n = año

Es decir, para un período de 5 años, la fórmula para calcular el DCF sería:

DFC = Flujo de caja neto del primer año / (1+ tasa de descuento) + Flujo de caja neto del segundo año / (1+ tasa de descuento) 2 + Flujo de caja neto del tercer año / (1+ tasa de descuento) 3 + Flujo de caja neto del cuarto año / ( 1+ tasa de descuento) 4 + Flujo de caja neto del quinto año / (1+ tasa de descuento) 5 + Valor final / (1+ tasa de descuento) 5

Un ejemplo de cálculo de flujo de caja descontado

Vemos una empresa que, durante 3 años y de acuerdo con las cifras proporcionadas por su departamento financiero, genera 400.000€ por año en flujo de caja libre y presenta una tasa constante del 5% anual.

Para calcular su flujo de caja (CF), debes comenzar por multiplicar su flujo de caja libre por la tasa constante: 400.000 x 0,05 = 20.000.

Después, agrega estos 20.000€ a sus 400.000€ iniciales, equivalentes a su flujo de caja para el año siguiente: 20.000 + 400.000 = 420.000€.

El flujo de caja para tres años será el resultante de: (420.000 x 0,05) + 420.000 = 21.000 €.Ahora pasemos a calcular el valor del negocio empleando la fórmula DCF. Por ahora, tenemos tres cálculos (digamos que su tasa de descuento - r - es del 15% anual):

CF1: 400.000€ CF2: 420.000€ CF3: 441.000€

DCF = (400.000 / (1 + 0,15) 1) + ($ 420.000 / (1 + 0,15) 2) + (441.000 / (1 + 0,15) 3) DCF = 347.826 + 317.580 + 289.965 DCF = 955.371€

En este ejemplo, el valor actual del negocio es de 955.371€ durante un período de tres años.

La tasa de crecimiento (15% anual respecto al momento inicial) es mayor que el flujo de caja de su negocio (5%). Una tasa de crecimiento más alta significa que las versiones con descuento de sus flujos de efectivo futuros se deprecian cada año hasta que llegan a cero.

Ventajas y desventajas del DCF

Ventajas del flujo de fondos descontados

El flujo de fondos descontados permite conocer con objetividad qué cantidad de capital podrá aportar en el futuro una determinada empresa al incluir el efectivo que tiene hoy.

Esto trae dos consecuencias positivas:

  • La posibilidad de cuantificar el retorno de rentabilidad que una compañía concreta presentará en un futuro más o menos próximo. En otras palabras, abre la puerta a la posibilidad de determinar si una compañía tiene o no suficiente perspectiva de futuro.
  • Se corrige, por tanto, la posible sobrevaloración o subvaloración del producto que se está analizando en concreto y permite conocer el valor intrínseco de la empresa de una forma más exacta.

Desventajas del DCF

  • Se trata de un modelo sensible a las diferentes circunstancias. Esto hace que nunca sea exacto del todo, sobre todo, en el conjunto de períodos de gran inestabilidad. Lo que queremos decirte es que, por muy acertado que sea el análisis, nunca lo será al 100%.
  • En línea con lo anterior, lo cierto es que hay muchos elementos exógenos que no son tenidos en cuenta en el cálculo de este parámetro. Se trata de factores que pueden tener un gran impacto en el futuro de una empresa y que, sin embargo, no son incluidos. En definitiva, lo que puede decirse es que el resultado obtenido es siempre parcialmente preciso.

En este sentido, aunque hay que reconocer que el método del flujo de efectivo descontado es de enorme utilidad, tiene ciertas limitaciones. Por ello, lo más recomendable es combinarlo con otra clase de análisis financieros y contables. Solo de esta manera podrás obtener el conjunto de indicaciones rigurosas que necesitas.

¿Necesitas solucionar tus problemas de liquidez de manera rápida y sencilla? Solicita una demo gratuita con un miembro de nuestro equipo y conoce cómo Agicap puede ayudarte. ¡Sin compromiso!

ES   new blog CTA DEMO

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

También le gustara