Crédito documentario: qué es y para qué sirve

Si tu empresa se dedica al comercio exterior, es probable que hayas oído acerca del crédito documentario. Esta modalidad te permite tener una garantía de financiación y de pago para que tu empresa siga siendo viable.

¿Qué es un crédito documentario y cómo funciona?

Es un mandato de pago que realiza el importador de una mercancía a su banco para que este le pague al exportador la cantidad acordada por la operación, siempre y cuando cumpla con la documentación requerida. Es una mezcla entre un medio de pago y un aval.

El acuerdo entre el importador y el exportador

Deben tener un contrato de compra-venta a nivel internacional y aclarar los términos y condiciones del crédito. El importador ordenará la apertura del mismo a favor del exportador.

La aprobación o la denegación

El banco confirmador (emisor) del importador analiza la documentación y el riesgo a asumir. Si lo aprueba, emite la carta de crédito suscribiendo con el banco del exportador (avisador) un documento que incluya sus características. Además, informa al importador de la aprobación.

La apertura

El exportador recibe el documento y envía la mercancía si está de acuerdo con las condiciones. El banco paga al exportador el importe acordado, ya sea a la vista o en una fecha posterior.

Luego, se envía al banco emisor la documentación correspondiente y se confirman las condiciones para efectuar el pago. Esta entidad reembolsará el dinero que se anticipe tras entregar la documentación que recibiera contra el pago.

El pago

El banco emisor (o importador) abona y, tras presentar la documentación, es posible retirar la mercancía.

Las comisiones

Las comisiones bancarias se reparten a partes iguales:

  • La empresa ordenante debe pagar una comisión de apertura.
  • El beneficiario debe pagar las comisiones relacionadas al aviso del banco que paga, la confirmación del crédito y la relativa a la transferencia o al pago en ventanilla. Es común que se negocie para que el ordenante afronte el pago de estas comisiones.

¿Cuáles son los tipos de crédito documentario?

Son diversos y es importante tener en cuenta los distintos tipos para tener claro de antemano a qué vas a enfrentarte.

Irrevocables o revocables

Los revocables no tienen demasiada lógica, ya que pueden anularse tras su emisión, eliminando la garantía de cobro. Lo más habitual es la opción irrevocable.

Sin confirmar

El banco emisor usa un banco del país del exportador para comunicar que pagará a través de esta segunda entidad, denominada banco avisador. El nuevo banco recibirá la documentación, comunicará la apertura y pagará lo acordado.

Confirmado

Se llama así al crédito cuando el exportador y el emisor solicitan que un banco garantice que realizarán el pago correspondiente.

Transferible

El beneficiario puede añadir otras personas para compartir la garantía de pago o el pago propiamente dicho. Es la opción elegida por los exportadores que hacen de intermediarios o brókers (actúan representando a sus clientes).

Back to back

El exportador o intermediario es beneficiario de otro crédito que usará como garantía de pago para el nuevo que ordene. Incluye una cláusula de anticipo parcial.

Revolving

Durante un periodo de tiempo es posible reutilizarlos en varias ocasiones.

Ventajas de un crédito documentario

La principal ventaja para la empresa que exporta es que el cobro está garantizado.

  • El banco de la empresa que exporta no abre el crédito hasta no comprobar la solvencia económica del importador.
  • El exportador no envía nada hasta que el crédito no se abre. Tampoco cede la propiedad de la mercancía hasta que no cuente con total garantía de cobro.
  • Si los documentos son rechazados por el ordenante, el exportador recupera su mercancía.
  • La garantía de cobro depende directamente de los documentos acordes al condicionado. La garantía de cobro puede perderse si no se cumplen los plazos o falta un documento concreto.
  • Ayuda a mejorar la planificación financiera de tu empresa exportadora. Siempre sabrás cuándo vas a cobrar y no tendrás que depender de cuándo quieran pagarte.
  • Como beneficiario, puedes usarlo como garantía para emitir un crédito de importación a favor de tus proveedores de otros países en la modalidad back to back.

Las desventajas

Si bien todo lo anterior puede hacerte confiar en esta forma de cobro, hay algunas desventajas para cada una de las partes involucradas.

  • El importador tiene que pagar por una mercancía cuyos destalles no conoce. Pagar a ciegas, especialmente con un proveedor nuevo, es un riesgo.
  • Si el exportador no cumple con todas las condiciones expresadas en la documentación, puede afrontar reclamaciones legales.
  • El banco emisor debe saber interpretar a su cliente y, si este no paga, realizar el abono de sus fondos de forma inmediata.
  • El banco intermediario tiene que revisar al detalle la documentación para evitar que el pago no se rechace.
  • El coste de las comisiones suele ser más alto que el de otras alternativas.

El crédito documentario es un método de pago que se usa habitualmente. La intervención de un banco es sinónimo de garantía de pago y de solvencia de la otra parte. En otras palabras, las comisiones que pagas como exportador son por el estudio previo que realiza tu banco, que permite que la operación se lleve a cabo.

Si el importador no paga, lo hará su banco. En definitiva, no habrá crédito hasta que el banco no confirme que se podrá pagar.

También le gustara