Crédito spot: qué es y cómo simplifica tu flujo de caja operativo

Tiempo de lectura: 3 minutos

El crédito al contado, conocido también como crédito spot, es una solución de financiación “exprés” para ayudar a las empresas a cubrir una necesidad de capital circulante excepcional. Es una respuesta rápida y flexible a necesidades puntuales, como por ejemplo, a un gran gasto inesperado. Sigue leyendo para saber cómo funciona y conocer sus ventajas y desventajas.

CTA Runway WH

Definición de crédito al contado o crédito spot

Un crédito spot es una forma de financiamiento a corto plazo que permite a las empresas afrontar un problema puntual y temporal, es decir, cubrir un gasto importante rápidamente.

El crédito al contado se concede en un plazo breve que puede ir desde los 15 días a los 3 meses, y generalmente es por importes sumamente elevados. Lo más común es que se trate de más de 700.000 euros.

El coste del crédito al contado está basado en el tipo de refinanciación de los bancos más una comisión adicional que se negocia teniendo en cuenta múltiples factores, como por ejemplo la situación financiera de la empresa y el plazo de amortización elegido. El porcentaje puede ser entre 0,10% y 1,5% anual.

¿Por qué utilizar un crédito spot?

Una empresa puede pedir un préstamo al contado a su banco para superar un problema financiero determinado o bien, para hacer frente a una necesidad temporal de su capital circulante. El préstamo puede utilizarse para finalizar más rápidamente una operación concreta como la compra de existencias, una obra o la prefinanciación de un contrato importante.

El crédito spot tiene varias ventajas:

  • En primer lugar, y este es el criterio principal, permite liberar los fondos muy rápidamente. Esta solución permite a la empresa garantizar la continuidad de sus actividades, sin tener que interrumpir sus proyectos mientras se obtienen los fondos necesarios.
  • Además, este tipo de préstamo ofrece condiciones flexibles y plazos revisables en cuanto a su uso y reembolso.
  • Por último, el crédito al contado tiene un coste bajo. Esto permite cubrir la necesidad financiera inmediata con una tasa de interés atractiva: quizá este sea el detalle que lo convierte en la solución más interesante para cubrir un déficit temporal de tesorería.

Las condiciones del crédito spot

El crédito al contado está destinado a todas las empresas. Sus condiciones, incluyendo el importe, la duración y el tipo de interés, son negociables entre la empresa y el banco.

Por su parte, el banco analiza la situación de la compañía, así como su capacidad de cancelación del préstamo, antes de conceder el crédito.

Se trata de un verdadero crédito exprés: su plazo de devolución es muy corto. Lo más común es que sea de 10 días. La compañía puede devolver el importe en un día, lo que le permite evitar gastos bancarios adicionales y beneficiarse de un tipo de interés más bajo.

Cómo solicitar un crédito al contado

Para pedir un crédito spot, la empresa puede emitir una nota financiera o recurrir a su banco. El importe del préstamo puede retirarse en varios plazos, realizando múltiples extracciones de la entidad bancaria.

En otras palabras, se trata de un descubierto en forma de pagaré financiero, cuyo descuento se abona a la empresa.

Controla tus cobros y pagos con un software especializado en gestión y previsión de tesorería como Agicap. Solicita una demostración gratuita y compruébalo por ti mismo. ¡Sin compromiso!

CTA blog   demo 3

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

También le gustara